Seleccionar página
Cebolla para el pelo

¿Es la cebolla para el pelo una solución a la caída del cabello?

Existen decenas de productos y tratamientos que ayudan a prevenir la caída del cabello, o a fortificarlo. Uno de los más comentados es el de consumir jugo de cebolla para el pelo. Se dice que este alimento puede fomentar el crecimiento del cabello pero, ¿es esto verdad?

Cierto es que una dieta equilibrada contribuye a un cabello sano y fuerte, por lo que la cebolla puede jugar un papel fundamental en nuestra alimentación. ¿Pero qué beneficios tiene exactamente la combinación de la cebolla y el pelo? Veámoslo.

Breve índice del artículo


Cebolla para el pelo: ¿funciona como tratamiento?
¿Por qué la cebolla ayuda al cabello?
Productos capilares que contienen cebolla
Tratamientos con cebolla: ¿en qué casos funcionan?

Cebolla para el pelo: ¿funciona como tratamiento?

Dieta equilibrada y cebolla para el pelo

La clave de este punto es la que hemos mencionado anteriormente: la dieta equilibrada. No es nada nuevo que comer sano y variado aporta los nutrientes necesarios para hacer crecer las uñas, rejuvenecer la piel y, por supuesto, fortalecer el cabello. Dentro de esta dieta son importantes las frutas y las verduras, y la cebolla es una de las primordiales.

Pero, ¿funciona por sí sola? Obviamente, no. Preparar jugo de cebolla y consumirlo de forma continua no es un tratamiento en sí mismo, por lo que no ayudará en el proceso del crecimiento del cabello. Tampoco ayudará a prevenir la caída del cabello ni impedir que éste se debilite; unos malos hábitos que dañan el cabello o una genética que nos juega una mala pasada en este aspecto, no se solucionan con tan solo consumir cebolla.

Eso no significa que este vegetal sea un alimento inútil y no fortalezca el cabello. Comer y beber cebolla y jugo de cebolla con moderación, acompañándolos de otros alimentos en una dieta equilibrada, afectará positivamente a nuestro cuerpo y nuestro organismo, y esto también se notará en el cabello. Lo importante es complementar esta dieta con hábitos saludables para el pelo y productos que ayuden a cada tipo de cabello.

La cebolla por sí misma no será un tratamiento milagroso. Debe complementarse con hábitos saludables, un buen cuidado del cabello y otros tratamientos.

¿Por qué la cebolla ayuda al cabello?

El principal motivo por el que la cebolla y el pelo se llevan tan bien, son los componentes de este alimento, especialmente el azufre y la quercetina:

  • La cebolla contiene elevadas dosis de quercetina, un flavonoide que mejora la circulación sanguínea. Ésta es esencial para que los folículos capilares hagan crecer el cabello, por lo que ayuda a tener un pelo denso, fuerte y sano.
  • Por su parte, el azufre que la cebolla contiene debido a que lo absorvió del suelo, mejora la producción de tejidos de colágeno, esenciales para este crecimiento.
  • La cebolla también tiene propiedades antibacterianas. Por lo tanto, puede eliminar hongos y bacterias del cuero cabelludo para sanarlo y fomentar un desarrollo normal del cabello.
  • Por último, dado que el jugo de cebolla fortalece el cabello, éste no se rompe ni se vuelve quebradizo.

En definitiva, incluir jugo de cebolla en los hábitos de salud puede fomentar el fortalecimiento del cabello, siempre que se complemente con otros hábitos saludables.

Productos capilares que contienen cebolla

Cebollas: tratamiento para el pelo

Dadas las propiedades mencionadas, la cebolla es utilizada en diversos productos para el cabello. Estos pueden comprarse o, por el contrario, elaborarse en casa. Sea como fuere, existen cuatro productos principales con cebolla que se utilizan para el cabello:

  1. Jugo de cebolla para el pelo: el producto más famoso. Se dice que utilizar habitualmente jugo de cebolla fortalece el cabello y evita la caída del mismo, precisamente por las propiedades que hemos mencionado anteriormente. Este jugo se aplica sobre el cuero cabelludo, masajeándolo suavemente durante unos minutos para que penetre bien en los folículos y los nutra. Las recomendaciones indican que mantengamos el pelo humedecido con este jugo durante, al menos, treinta minutos antes de enjuagarlo.
  2. Aceite de cebolla para el pelo: el aceite de cebolla se utiliza de forma similar al jugo de cebolla. Simplemente se aplica sobre el cuero cabelludo, se masajea y se deja durante treinta minutos antes de su enjuague.
  3. Champú de cebolla: dependiendo del tipo de champú, además de fortalecer el cabello utilizando la cebolla como ingrediente, también puede volverlo suave y voluminoso según las propiedades de sus otros componentes. En este caso, es importante estudiar bien los ingredientes de cada champú para que no dañen el cuero cabelludo.
  4. Mascarilla de cebolla para el pelo: las mascarillas con cebolla pueden ser nutritivas y reparadoras si se aplican una o dos veces por semana. Las más comunes son las mascarillas de cebolla y miel, aunque también existen mascarillas de cebolla y limón. Mientras que la miel es un ingrediente muy hidratante, ideal para cabellos dañados y secos, el limón es un potente limpiador que refuerza las propiedades anticaspa y antigrasa de la cebolla.

¿Cómo se hace el jugo de cebolla?

Es un procedimiento bien simple, y solo necesitará elementos que seguramente tendrá en casa:

  • En primer lugar pelar y lavar las cebollas.
  • Luego se cortarlas en pedazos medianos, más o menos en 6 partes.
  • Añadirnos en una licuadora o juguera, y procesarlas durante algún tiempo, hasta que esté hecha un puré.
  • En último lugar, separar el jugo de los restos sólidos. ¡Y listo para usar!
Jugo de cebolla para el pelo

Tratamientos con cebolla: ¿en qué casos funcionan?

Como ya se ha mencionado, estos tratamientos funcionan si se complementan con otros hábitos. No existe ningún remedio milagroso que vaya a fortalecer el cabello y prevenir su caída de la noche a la mañana si no cambia sus hábitos de salud, se combinan con otros tratamientos o se estudian en profundidad sus causas para conseguir una solución definitiva.

Por ejemplo, estos tratamientos no sirven de nada si luego utilizamos secador y planchas para el pelo de forma continua, sin seguir las recomendaciones. Lo mismo ocurre si no sanea su cabello en la peluquería de vez en cuando, si utiliza muchos gorros, si no incluye una sana variedad de alimentos en su dieta…

En resumen, para que este tipo de tratamientos funcionen deben complementarse con otros igual de saludables. Cuidar de su cuerpo tiene resultados muy favorecedores a largo plazo, pero se requiere un esfuerzo constante para que dichos resultados sean visibles.

En conclusión…

El consumo de cebolla y de jugo de cebolla para el pelo, así como el uso de productos con esta verdura, no previene la alopecia ni impide que el cabello se vuelva frágil y quebradizo. Como tratamiento complementario, sumado a otros, puede fortalecer el cabello a largo plazo y mantenerlo sano, pero la cebolla por sí sola no hace milagros.

Si la caída de cabello persiste o es muy grave, lo más recomendable es visitar a un profesional. Un dermatólogo le ayudará a encontrar la fuente del problema y le dará las opciones de tratamiento más adecuadas para solucionarlo de forma eficiente.

Si fuera necesario, podría recurrir a un tratamiento PRP o, incluso someterse a un trasplante capilar FUE o un implante DHI, en caso que la alopecia ya esté muy avanzada y los folículos pilosos no se puedan fortalecer de otras formas. Insistimos: lo más importante siempre será lo indicado por el profesional.

Compartir este artículo ahora