Seleccionar página
Mujer midiéndose el cabello frente a un espejo

¿Qué escalas de alopecia en mujeres se usan y cómo funcionan?

Aunque se relacione más con hombres, la alopecia también afecta a las mujeres. La caída del cabello es un problema que puede darse en ambos sexos por igual, ya que se debe a causas muy diversas. En el caso de la alopecia femenina, se han elaborado distintas escalas de alopecia en mujeres para medirla.

Cuando hablamos de la caída capilar en éste género, puede que le suene la escala Ludwig para alopecia femenina. Pero debe saber que, además de esta escala, también existe otra, conocida como escala de Savin. ¿En qué consisten y para qué se utilizan? Hoy, se lo contamos.

Causas y escalas de alopecia en mujeres

La alopecia afecta tanto a hombres como a mujeres, y deriva en la ausencia de cabello en diversas partes del cuerpo, aunque la más afectada suele ser el cuero cabelludo.

Sin embargo, la alopecia no funciona igual en ambos sexos: en las mujeres se produce una pérdida de densidad que se hace más evidente en la parte superior y central de la cabeza, y evoluciona siguiendo una secuencia. Pero, ¿por qué puede estar causada la alopecia femenina?

  1. Uno de los motivos puede ser la genética. Si la madre o abuela de una mujer ha padecido alopecia femenina, es probable que dicha mujer también la padezca. 
  2. En muchas ocasiones puede deberse también al maltrato del cabello: productos abrasivos como secadores de aire caliente, planchas de calor, tintes, extensiones, y un largo etcétera. Una mujer que abusa de estos productos puede llegar a dañar su cabello hasta el punto de que éste se debilita y se cae.
  3. También puede maltratarlo con una excesiva fricción mientras se lo peina con mucha agresividad, con tirones constantes para desenredarlo y fuertes vaivenes durante el secado con toalla; o con peinados tirantes, con coletas, trenzas y colas de caballo muy apretadas que dañan los folículos pilosos y debilitan el cabello, derivando en su caída definitiva.
  4. La alopecia femenina también puede ser el resultado de un desajuste hormonal, como los propios del embarazo o la menopausia. 
  5. Y, por supuesto, una dieta poco equilibrada donde existe una evidente falta de vitaminas puede afectar al organismo a muchos niveles, incluyendo la resistencia del cabello.

Teniendo en cuenta los diferentes factores de la caída del cabello en mujeres y cómo evoluciona, se han desarrollado diferentes formas de medir la alopecia femenina.

Tipos de escala para la alopecia femenina

Mujer con caída capilar

Entre las diferentes formas de observar la evolución de la alopecia femenina, las más conocidas son las escala de Ludwig y la de Savin, siendo la primera la más reconocida. 

Para los hombres se utiliza la escala de Norwood-Hamilton, que distingue siete estadios con uno llamado vertex, que es cuando se considera que puede hablarse de calvicie como tal.

En el caso de las mujeres, las gradaciones de Ludwig y Savin determinan tres grados de alopecia: mínima, moderada e intensa. La mayor diferencia entre ellas es que, mientras que Ludwig se limitó a medir la densidad del cabello con su escala, Savin tuvo también en cuenta el adelgazamiento del mismo, creando un subestadio en cada uno de las fases creados por Ludwig, sumando un total de nueve estadios.

Por último, y aunque es menos conocida, también existe la escala de Ebling y Roock. Éstos tomaron la escala de Ludwig, que reconoce la alopecia difusa en la corona, pero teniendo en cuenta un patrón masculino con recesión del cabello en la línea frontotemporal. Así, se crean cinco estadios de alopecia femenina.

Veamos en profundidad cómo funciona la escala más famosa, la de Ludwig y qué puede decirle sobre la alopecia femenina.

Escala de Ludwig para alopecia femenina: ¿qué es?

Se trata de la escala más utilizada para medir la evolución de la alopecia en mujeres, sobre todo en la parte superior y central de la cabeza. Esto se debe a que son las zonas donde más se focaliza la alopecia femenina. 

Esta gradación fue creada en la década de los 70 por el doctor Erich Ludwig. El hombre tomó como ejemplo y base la escala del doctor James Hamilton sobre la alopecia masculina, originada en los 50 y perfeccionada en 1975 por el doctor O’Tar Norwood. 

Ludwig siguió el patrón descrito en la escala Norwood-Hamilton para diagnosticar y mostrar la evolución de la alopecia femenina, que, según su escala, comienza con un afinamiento del cabello, perdiendo densidad, fuerza y brillo. Este cabello eventualmente cede y cae, y la zona donde esto sucede, comienza a clarear.

Erich Ludwig determina en su escala de alopecia en mujeres tres grados para detectar la evolución de la misma. En función de la etapa en la que se encuentre la paciente, la alopecia será más o menos severa, y sus tratamientos más diversos y con distintos niveles de efectividad.

Grados de la escala de Ludwig para la alopecia femenina 

En esta escala encontramos tres grados de evolución principales: grado I, o alopecia discreta; grado II, o alopecia moderada; y grado III, o alopecia severa.

  1. Grado I: se percibe un problema de alopecia, ya que la pérdida de cabello en la zona central de la cabeza empieza a ser notoria. Se caracteriza por una línea central poco despoblada, pero con un cabello fino que deja entrever el cuero cabelludo. 
  2. Grado II: la densidad del cabello ha ido disminuyendo hasta tal punto que la zona clarea y el cuero cabelludo es más visible, por lo que la alopecia se percibe a simple vista. Además, el cabello crece más despacio, y se encuentra fino y débil. 
  3. Grado III: la densidad del cabello es tan baja que la parte superior de la cabeza es perfectamente visible, tomando una forma circular similar propia de la alopecia androgénica masculina. La calvicie se generaliza en toda la parte superior de la cabeza y es más difícil de solucionar. Sin embargo, un porcentaje muy bajo de mujeres alcanza este grado.

Esta escala es muy ilustrativa para analizar la evolución de la alopecia femenina. Se recomienda que aquellas mujeres que se perciban en el grado I acudan inmediatamente a un especialista, ya que en ese estadio los tratamientos son más efectivos.

La escala de Savin

Escala de alopecia en mujeres: Savin, avance de la escala de Ludwig

En 1996, el doctor Savin utilizó la gradación de Ludwig para la alopecia femenina y la amplió considerablemente, creando una escala con nueve estadios en total. La nueva escala, no solo trataba la densidad del cabello, sino también el adelgazamiento del mismo.

De este modo, Savin define tres grados principales, como los que utilizaba Ludwig: el grado I, de alopecia discreta; el grado II, de alopecia moderada; y el grado III, de alopecia severa. Sin embargo, en los grados I y II introdujo una serie de fases para contemplar la evolución del problema.

Durante el grado I, la escala de Savin distingue cuatro fases:

  • Fase I: el cabello se vuelve fino y comienza a caer.
  • Fase II: se percibe una zona despoblada en la zona de la corona.
  • Fase III: la zona afectada se vuelve más amplia.
  • Fase IV: la zona afectada aumenta y el cabello disminuye su densidad.

Una vez la mujer alcanza el grado II, puede contemplar dos fases:

  • Fase I: la zona central se muestra evidentemente despoblada y el cuero cabelludo es muy visible.
  • Fase II: la zona afectada se extiende hasta los extremos de la zona de la corona.

Por último, se llega al grado III, con una severa alopecia en la parte central de la cabeza, a veces también afectando a la zona posterior.

Soluciones a la alopecia femenina

Si sufre de alopecia femenina, no se alarme. Es un problema que afecta a muchas personas y con fácil solución. Le recomendamos que siga las indicaciones de este texto y se ayude de las distintas escalas de alopecia en mujeres, como las de Ludwig y Savin para saber en qué estadio se encuentra.

Consulte con su especialista para determinar si su alopecia tiene tratamiento. De ser así, no dude a la hora de tomar todas las medidas posibles para que su pelo vuelva a crecer sano y fuerte, aliméntese con una dieta equilibrada, y peine y seque su cabello con suavidad y cariño.

Además, existen una gran cantidad de tratamientos capilares muy efectivos tanto en las fases iniciales como en las más avanzadas. Uno de los más recurridos, seguros y rápidos para calvicies avanzadas, es el trasplante capilar para mujeres. 

Se trata de un proceso sencillo mediante el cual se extraen folículos sanos de una zona donante para injertarlos en la zona receptora y recuperar el cabello con su densidad y resistencia naturales.

Si le surge alguna duda respecto a estos métodos, consúltenos sin compromiso. Nos aseguraremos de responder a todas sus preguntas y ayudarle a saber más sobre la alopecia, así como a recuperar su melena de forma efectiva y segura.

Compartir este artículo ahora