Seleccionar página
Hombre con caída de cabello tocando su melena

Hablemos de la tiña del cuero cabelludo

Al igual que ocurre con la dermatitis seborreica y la caspa, la tiña en la cabeza es otra enfermedad del cuero cabelludo que, si no se trata a tiempo, puede causar un daño irreparable en los folículos pilosos de la zona afectada. Por eso hoy vamos a hablar de la tiña del cuero cabelludo: sus causas, sus síntomas y cómo prevenirla. 

Características de la tiña del cuero cabelludo

La tiña en la cabeza, también llamada tiña capitis o tinea pitis, es una infección causada por hongos dermatofitos. Como consecuencia, a lo largo del cuero cabelludo aparecen zonas calvas, así como picores. También puede presentarse en cejas, pestañas y barba. 

La tiña es fácilmente detectable, ya que se caracteriza por crear una zona reseca y descamada en el cuero cabelludo, de aspecto circular y que pueden estar hinchadas o inflamadas. En su defecto, se puede presentar un área alopécica, aunque en algunos pacientes pueden llegar a surgir ambas al mismo tiempo. 

En el caso de que se presente alopecia por causa de la tiña, en las pequeñas calvas que se forman en el cuero cabelludo se aprecian también unos puntos blancos, debido al cabello que se ha desprendido. Es además habitual que estas zonas se vean afectadas por una fuerte picazón y, en algunos casos, úlceras con pus llamadas queriones. 

En algunos pacientes, la tiña puede causar fiebres bajas o ganglios linfáticos en el cuello. Si no se trata a tiempo, puede llegar a provocar la pérdida irreparable del cabello al matar a los folículos pilosos, así como cicatrices duraderas. 

Causas de la tiña en la cabeza

Hombre sudoroso en gimnasio: el sudor excesivo es una causa de tiña del cuero cabelludo

La tiña, en cualquier parte del cuerpo, es una dermatofitosis. Esto quiere decir, una enfermedad causada por hongos. Estos hongos, los dermatofitos, tienen la característica de que actúan como parásito de la queratina de la piel, el pelo y las uñas. Esto significa que dichos hongos pueden vivir en los tejidos muertos de estas zonas del cuerpo. 

Ya que los dermatofitos necesitan zonas húmedas y cálidas para prosperar, es más probable que usted desarrolle tiña del cuero cabelludo si se encuentra en alguno de estos escenarios: 

  • Tiene lesiones menores en el cuero cabelludo o la piel.
  • El cabello no se lava con la frecuencia deseada.
  • Padece sudoración excesiva, ya sea de forma natural o por su estilo de vida, lo que mantiene su piel húmeda. 

¿A quién afecta?

Normalmente afecta a los niños y desaparece una vez entrada la pubertad, pero cualquier persona es susceptible de sufrir de tiña del cuero cabelludo independientemente de su edad.  

¿Qué tipo de contagios de tiña existen?

Padre peinando a su hija: el contagio de tiña de la cabeza puede darse entre dos personas

La tiña es una enfermedad muy contagiosa, que puede propagarse fácilmente entre personas que entren en contacto si una de ellas la padece. Al ser tan común en niños, los familiares de estos pequeños pueden contraer tiña si no toman las medidas preventivas adecuadas. 

Es habitual que los familiares y allegados de las personas afectadas por la tiña en la cabeza la transmitan con rapidez, ya que este tipo de hongos puede sobrevivir en diferentes superficies, tales como: moquetas, ropa, cepillos, gorras. E incluso en mascotas como gatos, perros, conejos o cobayos. 

Si usted conoce a alguien con tiña, aunque mantenga una higiene correcta y no tenga lesiones en el cuero cabelludo o la piel, puede contraerla si toca alguno de los elementos anteriormente citados, sobre todo si se trata de los peines, la ropa o las gorras o sombreros.

En resumen hay 3 formas de transmisión:

  1. Entre seres humanos
  2. De un objeto a una persona
  3. Y desde un animal a un ser humano

Además, el hongo del cuero cabelludo puede producir infecciones en otras partes del cuerpo, dando lugar a tiña en la barba, en los pies o en los genitales.

Tiña del cuero cabelludo: tratamiento y medidas preventivas

La mejor forma de evitar la tiña es prevenir el contagio. Debe cuidarse en el caso de que se conozca a una persona cercana que la padece. Si, por ejemplo, su hijo presenta síntomas de tiña, es menester que establezca un contacto directo con él con cuidado, y que mantenga la casa bien cuidada para que los hongos no se extiendan. 

Las mejores medidas que usted puede tomar para prevenir la tiña y evitar el contagio son las siguientes:

  • No comparta objetos personales tales como peines, cepillos, gorras, sombreros, prendas, almohadas ni toallas.
  • Limpie muy bien los peines y cepillos después de cada uso. Se recomienda dejarlos en remojo durante una hora en una mezcla que conste de una parte de cloro y diez partes de agua si está compartiendo con alguien que posee el hongo.
  • Séquese bien el cuerpo y el cabello después de cada baño.
  • Lave las toallas con agua caliente después de su uso.
  • Prevenga el contacto con animales que puedan estar infectados.

¿Cómo tratar la tiña del cuero cabelludo?

Champú antifúngico para tratar la tiña del cuero cabelludo en niños

En el caso de padecer tiña, el tratamiento varía entre niños y adultos. En el caso de los niños, se precisa una cura con crema antifúngica, champú de sulfuro de selenio y un fármaco antifúngico o antimicótico vía oral. Dicho tratamiento abarca de 4 a 6 semanas, aunque varía dependiendo del tipo de paciente. Lo importante es continuar el procedimiento hasta que la tiña desaparezca por completo y visitar a un especialista para que le dé las indicaciones particulares. 

En el caso de los adultos, el tratamiento constará de fármacos antifúngicos vía oral y la duración será estimada por las indicaciones del fabricante de dicho medicamento, así como por el médico asignado. 

Si la tiña ha llegado a causar queriones, el especialista podría llegar a prescribir prednisona vía oral durante un breve periodo de tiempo para reducir la picazón y evitar que aparezcan cicatrices, así como que el propio paciente dañe su piel rascándose en exceso víctima de un picor insoportable.

Alopecia por tiña: cuando la tiña llega demasiado lejos

La tiña y la caída del pelo pueden estar directamente relacionadas. Si la infección es muy duradera y no se toman las medidas necesarias, es posible padecer alopecia por tiña. Esto ocurre cuando los hongos han atacado a los folículos pilosos de tal manera que el cabello termina por ceder, debilitado, y cae.  

Como ya hemos mencionado, en las zonas del cuero cabelludo afectadas por la tiña pueden verse pequeños puntos blancos ocasionados por el cabello desprendido. Sin embargo, si no ha sido tratada a tiempo, la tiña puede causar una alopecia irreversible si llega a matar los folículos pilosos.

Si usted ha sido víctima de alopecia a causa de la tiña, no se apure. Antes que nada es necesario consultar a un equipo de especialistas para conocer si es esta efectivamente la causa de su caída del cabello

Si luego de un exhaustivo análisis de concluye que debido a la tiña, los folículos pilosos no volverán a crecer, entonces sí puede pensar en recuperar su cabello con un injerto capilar. Se trata de una cirugía rápida y sencilla que no supone ningún peligro y le ayudará a recuperar su aspecto natural. 

Sin embargo, lo que nosotros le recomendamos en primer lugar es que si usted padece o considera que puede tener tiña o caída del pelo debido a ella, busque una solución inmediata que elimine los hongos, ya que la misma puede reaparecer con facilidad.  

Si usted padece tiña del cuero cabelludo, siga los consejos que ha podido leer aquí y, sobre todo, consulte con su dermatólogo. Y, de ser necesario, no dude en consultarnos sobre las soluciones que le ofrecemos en caso de padecer alopecia. No dude que la tiña desaparecerá y usted volverá a disfrutar de un cabello sano y fuerte.

Compartir este artículo ahora