Seleccionar página
Cicatrices en la cabeza

Cicatrices en la cabeza: qué funciona y qué no a la hora de disimularlas

Tras sufrir un accidente, una caída o incluso después de un injerto capilar mal hecho, pueden quedar secuelas. Las cicatrices en la cabeza pueden ser más o menos visibles según su tamaño, y eso puede afectar a la autoestima de algunas personas.

Las cicatrices, sin embargo, tienen mucha historia. Todas ellas tienen algo que contar, y eso puede no siempre ser de agrado, sobretodo en los casos en que es necesario revivir un mal momento. Si son el resultado de un mal injerto capilar, se tiende a desviar el tema y rezar para que no se vean. Afortunadamente, existen soluciones que nos indican cómo tapar cicatrices en la cabeza.

Breve índice del artículo


La historia detrás de las cicatrices en la cabeza
¿Se pueden cubrir estas cicatrices?
Pero, ¿por qué no crece el pelo en las zonas con cicatriz?
¿Cómo tapar las cicatrices? Algunas alternativas

La historia detrás de las cicatrices en la cabeza

Como ya se ha mencionado, las marcas pueden tener mucho que contar. La aparición de estas marcas puede deberse a diferentes factores que, dependiendo de la persona, causan un mayor o menor grado de vergüenza o trauma. Por supuesto que también existen casos de hombres y mujeres que no encuentran ningún problema en tener una cicatriz visible y se sienten cómodos con la misma.

Algunos de las causas más comunes para la aparición de cicatrices son:

  • Accidentes: si bien los accidentes de tráfico son los más comunes detrás de una cicatriz en la cabeza, existen también otros tipos de accidentes que pueden dejar la misma secuela. Incluso una mala caída puede suponer una herida. Por ejemplo, algunos deportistas son más propensos a un riesgo de este tipo, precisamente por el deporte que practican. Estos pequeños incidentes también pueden ocasionar cicatrices.
  • Quemaduras: las quemaduras dejan marcas mucho más visibles que otro tipo de accidentes. Puede ser en un incendio, un accidente laboral o incluso cocinando en casa. El caso es que una quemadura, dependiendo de su gravedad, puede dejar marcas muy visibles en el rostro y la cabeza, pudiendo quemar parte del cabello.
  • Cirugías mal realizadas: algunas cirugías en cabeza o rostro, de realizarse de forma incorrecta, pueden dejar cicatrices incómodas. Algunas de estas son los liftings faciales o las neurocirugías.
  • Injertos capilares mal realizados: un trasplante capilar mal hecho puede dejar en la cabeza una cicatriz poco estética y visible, lo que puede provocar malestar y falta de autoestima.

¿Se pueden cubrir estas cicatrices?

Tapar una cicatriz en la cabeza es posible

Por suerte, no es complicado disimularlas. Independientemente de su tamaño y la zona en la que se encuentre, existen diferentes métodos para cubrir las cicatrices en la cabeza. Es un problema que tiene solución.

Esto puede tranquilizar a muchas personas, ya que existe una preocupación generalizada sobre el aspecto físico después de la aparición de una cicatriz, sobre todo en la zona en cuestión.En ocasiones el pelo crece alrededor de estas cicatrices, y no en la herida en sí misma. Este contraste las convierte en una secuela visible que puede minar la autoestima. Si bien no hay porqué sentirse mal por tener una cicatriz de ningún tipo, es normal sufrir preocupación por el aspecto físico.

El pelo es un pilar importante del aspecto físico de una persona. Su ausencia denota vejez u otro tipo de disgustos que cuesta asimilar. Afortunadamente, es sencillo disimular las cicatrices en donde hay cabello, y volver a poblar la zona con un pelo sano y fuerte.

Pero, ¿por qué no crece el pelo en las zonas con cicatriz?

Este tipo de cicatrices suele suponer una ausencia de cabello en la zona donde se encuentran. Esto se debe a que la lesión sufrida daña los folículos pilosos, llegando a matarlos en algunos casos. Si el folículo ya no está vivo, el cabello no volverá a nacer en el área afectada.

Bien es cierto que la cicatrización depende de cada paciente, así como de las causas detrás de cada cicatriz. Sin embargo, lo habitual es que una vez sanada la herida, donde se realizó la sutura quede una delgada línea aparentemente invisible, pero que se hace patente debido a la falta de cabello en la zona.
Una de las soluciones para solventar este problema es tapar la cicatriz, lo que nos lleva a la siguiente cuestión.

¿Cómo tapar las cicatrices? Algunas alternativas

Existen diferentes maneras de disimular las cicatrices en la cabeza, unas más eficientes que otras. Algunas, sin embargo, son directamente descartables por no suponer ningún tipo de ventaja.

En ocasiones se intenta con el uso de medicinas y tratamiento PRP (plasma rico en plaquetas) para fomentar el crecimiento del cabello. En muchas situaciones de alopecia o caída de cabello, estas opciones brindan resultados muy positivos. Sin embargo, en el caso de calvicie debido a cicatrices, no son alternativas beneficiosas. Esto se debe a que dichos tratamientos no permiten la regeneración de los folículos pilosos dañados en la zona afectada.

Entonces, ¿cómo tapar las cicatrices en la cabeza? Algunos tratamientos que sí funcionan son los siguientes:

  • Micropigmentación capilar Pigmentación capilar como alternativa
    La pigmentación capilar es una de las técnicas más utilizadas para tapar marcas, dado que es asequible e inmediata. Permite disimular la cicatriz sin recurrir a una cirugía, y se trata básicamente de disimular la falta de cabello en un área a través de la aplicación de pigmentos naturales en la dermis.
  • Trasplante capilar FUE Trasplante Capilar como alternativa
    Una de las soluciones más idóneas y definitivas para camuflar cicatrices. El trasplante capilar FUE, constituye la técnica de injerto de cabello más avanzada, rápida y sencilla. Gracias a la extracción individual de los folículos de la zona donante, el área afectada por la cicatriz podrá poblarse de nuevo. No necesita puntos y, si la realizan profesionales, no deja ningún tipo de cicatriz ni secuela.

En conclusión…

Si a usted le preocupa su aspecto por tener una cicatriz en la cabeza, no se alarme. Como ha podido comprobar, las cicatrices en la cabeza pueden disimularse fácilmente con tratamientos efectivos, sencillos y rápidos de ejecutar.

Si bien no tiene por qué sentirse mal por su aspecto físico, tampoco debe sentirse culpable por notar que su autoestima se ve afectada por una cicatriz en su cabeza o rostro. En tal caso, puede consultar a profesionales para barajar la posibilidad de realizarse un trasplante capilar FUE y volver a sentirse bien consigo mismo.

Compartir este artículo ahora