Seleccionar página
Electricidad estática en el pelo

¿Cómo evitar la electricidad estática en el pelo?

Ahora que llega el invierno, es probable que note cómo en su cabello se produce un fenómeno curioso que tiende a repetirse todos los años y que resulta molesto: la electricidad estática en el pelo. El ‘pelo eléctrico’ pasa a tener vida propia y no parece haber forma de controlarlo.

Con las prendas sintéticas de invierno, como jerséis y gorros, se acentúa este fenómeno, sobre todo en las personas que tienen el cabello fino. Pero también ocurre debido al cepillado o, incluso, con el casco de la motocicleta. El pelo con electricidad estática es incómodo, de eso no hay duda. ¿Existe alguna forma de eliminarla? Averigüémoslo.

Breve índice del artículo


¿Qué es la electricidad estática en el pelo?
Las causas del ‘pelo eléctrico’
¿Cómo eliminar la electricidad estática del pelo?

¿Qué es la electricidad estática en el pelo?

Antes que nada, conviene saber qué es la electricidad estática exactamente. Su nombre da una ligera pista: se trata de la acumulación de carga eléctrica en una superficie en particular. Este exceso de carga, que puede ser positiva o negativa, se da en un material conductor o aislante, y su choque produce efectos de sobra conocidos.

¿Alguna vez ha tocado a alguien y ha sentido un chispazo, el clásico “calambre”? La responsable es la electricidad estática. Estas chispas de descarga ocurren cuando el exceso de carga de uno de los objetos, se acerca a otro que resulta ser un buen conductor eléctrico, u otro objeto con un exceso de carga de polaridad opuesta.

En el caso del cabello, la acumulación de electricidad estática suele darse debido al rozamiento. Por ejemplo, cepillándolo o secándolo con una toalla. Pero existen personas más proclives a tener un pelo con electricidad estática de forma habitual.

Las causas del ‘pelo eléctrico’

Peines y cepillos influyen en el pelo eléctrico

¿De dónde surge la electricidad estática en el pelo? Las causas son muy variadas. Generalmente, la ropa utilizada suele tener mucho que ver, pero no es la única causa. Los productos utilizados en rutinas de higiene y belleza también juegan un papel fundamental, así como el propio estado del cabello:

  • Ingredientes del champú: por norma general, los champús genéricos pueden electrizar el cabello.
  • El exceso de acondicionadores: algunos acondicionadores pueden cambiar la forma en la que se comporta el cabello después de lavarlo.
  • Cepillos de plástico o metal: cuanto mayor sea el porcentaje de plástico en el cepillo, más posibilidades hay de que el cabello acumule electricidad estática, sobre todo si se cepilla con mucha fuerza.
  • Ropa y accesorios: las prendas de lana, sintéticas y algunos accesorios para el cabello lo hacen más propenso a acumular electricidad estática. Por ejemplo, el roce del pelo con bufandas, gorros, jerséis o abrigos hacen que el mismo concentre cada vez más carga.
  • Falta de hidratación: esto se acentúa en invierno, ya que se suda menos y se tiende a descuidar más la higiene capilar. Además, a falta de calor, se consume menos agua y productos hidratantes.
  • Cabello poco cuidado: relacionado con el punto anterior. Ocurre sobre todo en épocas de frío, pero generalmente un cabello mal cuidado puede cargar electricidad estática con mayor facilidad.
  • Pelo muy fino: el cabello fino es más propenso a acumular electricidad estática.

¿Cómo eliminar la electricidad estática del pelo?

Secador y electricidad estática en el pelo

La acumulación de electricidad estática en el pelo, es una muestra de que el mismo necesita un mayor cuidado. Puede ser que no se esté hidratado lo suficiente, o que se esté cuidando de manera indebida.

También puede ser la prueba de que el cepillado está siendo incorrecto o que los accesorios utilizados en el pelo son dañinos para el mismo.

Sea como fuere, esta falta o incorrecto cuidado puede derivar en problemas capilares más graves y causar una posible caída del cabello. De ser el caso, existen tratamientos PRP para fortalecerlo antes de que el problema pase a mayores.

Pero se pueden evitar todos estos problemas y cortarlos de raíz. Simplemente hay que incorporar a la rutina hábitos para disminuir, o incluso eliminar, la electricidad estática del cabello:

  • Antes de salir de la ducha, enjuáguese el cabello con agua fría. Esto fija y suaviza las cutículas del cabello, por lo que no estará tan dañado y, por ende, no acumulará tanta electricidad estática.
  • Evite lavarse el pelo con champú todos los días, incluso cuando esté seco. Está comprobado que lavarse el cabello todos los días es menos beneficioso de lo que pueda parecer. Además, si no está utilizando el producto más adecuado para su cabello, aumentar este uso lo resecará más.
  • El pelo es más frágil cuando está húmedo, por lo que conviene protegerlo adecuadamente con productos fortalecedores después del lavado, como sprays o mascarillas.
  • Si tiene que desenredarse el cabello después de lavarlo y pretende utilizar un secador, antes séquelo bien con una toalla. El exceso de agua en el pelo no es bueno antes de someterlo al aire caliente de un secador eléctrico. Si puede, opte por un secador iónico, que deja el cabello más hidratado y suave.
  • Si se seca el cabello con una toalla, hágalo de forma suave, sin frotar. Aplique también una cantidad de acondicionador que no requiera enjuague. Distribúyalo con un peine de dientes gruesos y separados. Cuanto más largo sea su cabello, más gruesos deben ser los dientes del peine.
  • Si utiliza plancha para el cabello, disminuya su uso en la medida de lo posible.
  • Respecto a la ropa, evite el calzado con suela de goma y las prendas de lana.

En conclusión…

Pelo con electricidad estática en invierno

La electricidad estática en el pelo es incómoda, y muchas veces puede significar una rutina de cuidado del cabello inadecuada.

Por fortuna, puede evitarse si se cuenta con la información necesaria y se recurre a los hábitos convenientes. Eso no significa que tenga que renunciar a ciertos productos o prendas, pero saber delimitar su uso es esencial para un correcto cuidado del cabello.

Compartir este artículo ahora