Seleccionar página
Hipotiroidismo y caída de pelo: ¿existe relación?

¿Existe relación entre hipotiroidismo y caída de pelo?

Existen muchas causas que pueden producir la caída del cabello, y una de ellas puede estar relacionada con la glándula tiroides. Aunque parezca extraño, la tiroides y el pelo están muy relacionadas, sobretodo en los casos de hipotiroidismo.

Un problema de tiroides puede acarrear diferentes consecuencias, entre ellas la pérdida de cabello, al volverse éste más frágil y quebradizo. Existen algunas soluciones para combatirla, como una alimentación adecuada o una correcta gestión del estrés. Pero para dar con la mejor solución, es importante saber cómo funcionan las glándulas tiroides, y más importante aún: ¿por qué están el hipotiroidismo y la caída del pelo enlazadas?

¿Cuál es la relación entre hipotiroidismo y caída del pelo?

Para comprender cuál es exactamente la relación entre la caída del pelo y el hipotiroidismo conviene conocer la tiroides y cuál es su función dentro de nuestro organismo. 

La glándula de la tiroides está situada en la base delantera del cuello, debajo de la nuez. Su influencia en nuestra salud es muy alta, dado que a través de la secreción de hormonas tiroideas, participa en casi todas las funciones básicas de nuestro organismo.

Así, la principal tarea de la tiroides es producir, almacenar y liberar la cantidad suficiente de hormonas (para lo cual necesita yodo) para regular nuestro metabolismo corporal, así como el funcionamiento de diferentes órganos.

 Algunas de las funciones en las que influye la tiroides son:

  • Regulación del metabolismo y la temperatura corporal.
  • Desarrollo del sistema nervioso.
  • Regulación del ritmo cardíaco, el desarrollo de la piel y los ciclos capilares.
  • Crecimiento físico.
  • Regulación de la asimilación de nutrientes.

Como vemos, las hormonas segregadas por la tiroides afectan a diferentes funciones del organismo: la frecuencia cardíaca, el colesterol, el peso, la energía, la fuerza, la memoria, la regularidad de la menstruación, las condiciones de la piel y, por supuesto, los ciclos capilares.

Cuando se detecta una baja actividad de la glándula de la tiroides es cuando se produce un esta enfermedad conocida como hipotiroidismo.

¿Qué es el hipotiroidismo?

Ecografía de tiroides

Entrando ya en materia, y como acabamos de mencionar, el hipotiroidismo es un trastorno que tiene lugar cuando la glándula de la tiroides presenta una actividad irregular. Concretamente, se produce cuando la glándula deja de crear hormonas tiroideas.

La principal causa es autoinmune. Esto es, el paciente tiene en el organismo anticuerpos que actúan contra su propia tiroides, provocando una excesiva pérdida de la producción hormonal.

Existe un trastorno similar pero que sucede a la inversa, conocido como hipertiroidismo: se da cuando se produce un exceso de hormonas tiroideas.

Caída del pelo e hipotiroidismo

Existe una relación entre hipotiroidismo y alopecia. Ya que este trastorno supone una producción insuficiente de hormonas tiroideas, el cabello se ve afectado porque las mismas participan en la estimulación de los folículos pilosos. En concreto, la tiroides ayuda en la correcta regulación de los ciclos del cabello, equilibrando la actividad de las glándulas sebáceas y favoreciendo el vigor y la tonicidad de cada pelo.

La caída del cabello producida por este trastorno se caracteriza por:

  1. Cabello frágil, áspero y seco.
  2. Caída del pelo crónica y difusa, dado que aumenta la fase telógena y se retrasa la fase anágena.
  3. En consecuencia, cabello pobre y sin luminosidad.

No hay que confundir estos síntomas con los del hipertiroidismo, que también afectan al pelo, pero de forma diferente. En concreto, el hipertiroidismo acelera el ciclo capilar, por lo que el cabello nace y muere más rápido y, en consecuencia, el cabello se vuelve graso, fino y quebradizo.

¿Existe tratamiento para el hipotiroidismo y la alopecia?

Variedad de tratamientos para tratar el hipotiroidismo y la caída del pelo

Sí, existe. Pero debe enfocarse más al problema hormonal que al problema de alopecia. Dado que este trastorno afecta a la glándula tiroides, muy importante para el funcionamiento óptimo del organismo, debe consultarse a un especialista para solucionar este problema. Una vez conseguido, todas sus consecuencias desaparecen gradualmente.

Los tratamientos para combatir una irregularidad en la tiroides son hormonales, por lo que es posible que durante el desarrollo de los mismos el paciente observe cambios significativos en su cabello. Estos pueden ser visibles a nivel de su caída o de su aspecto, y pueden durar desde unas pocas semanas, varios meses o ser incluso de por vida, dependiendo del paciente y del tratamiento.

El camino a seguir puede acompañarse de soluciones específicas para fortalecer el cabello y que recupere su aspecto natural. Puede recurrirse a suplementos vitamínicos y productos anticaída como champús, mascarillas o aceites. No obstante, no se recomienda el uso de medicamentos como Minoxidil o Finasteride, ya que no funcionan en el caso de una caída provocada por alteraciones hormonales.

Hipotiroidismo y caída del pelo: algunos tratamientos

Así, entre las diferentes alternativas para combatir un pelo debilitado por hipotiroidismo, se puede optar por las siguientes soluciones:

  • Acudir a un especialista y tomar los medicamentos recetados.
  • Mantener una dieta equilibrada, ya que un descontrol hormonal como el ocurrido en este trastorno puede disminuir la capacidad para absorber correctamente los nutrientes. En concreto, se recomienda tomar alimentos que contengan yodo, ácidos grasos, magnesio, selenio, zinc y hierro, así como vitaminas A, B y D.
  • En relación con lo anterior, procurar consumir alimentos frescos, priorizando el consumo de frutas, verduras y hortalizas, así como evitar los ultraprocesados.
  • Hidratarse debidamente consumiendo agua. No hay que esperar a tener sed para beber regularmente. Una correcta hidratación mantiene el organismo limpio y sano.
  • No utilizar planchas, secadores o pinzas para ondular el cabello en la medida de lo posible. Estos productos estéticos, aunque útiles, en exceso son muy dañinos para el cabello. Si éste ya presenta fragilidad, estos aparatos pueden empeorar la situación.
  • Gestionar el estrés crónico con las herramientas necesarias, ya que puede propiciar una caída del cabello generalizada. Cada persona tiene su propio método: meditación, lectura, ejercicio, dibujo, y todo tipo de actividades. Conviene encontrar la que más se adecúe a cada uno y, sobre todo, disfrutarla. Y de ser necesario recurrir a ayuda psicológica, no hay que dudar ni un segundo en solicitarla en pos del bienestar físico y mental.

En la caída de pelo por hipotiroidismo, ¿se recupera el cabello?

Hombre con alopecia

Aunque se trate de un trastorno complicado, no debe temerle. El hipotiroidismo tiene solución si se recurre a los especialistas adecuados y sus consecuencias, eventualmente, desaparecen y todo vuelve a la normalidad.

En cuanto la caída del cabello por hipotiroidismo, éste puede recuperarse fácilmente una vez se ha comenzado el tratamiento. Poco a poco apreciará cómo vuelve a tener el volumen y brillo de antaño.

Para acelerar esta recuperación puede optar por un tratamiento PRP, que recurre al plasma rico en plaquetas para apoyar y ayudar al proceso de crecimiento y fortalecimiento del cabello. 

Si tiene alguna duda sobre hipotiroidismo y caída de pelo, puede consultarlas con nuestros especialistas sin compromiso; estaremos encantados de asesorarle.

Compartir este artículo ahora