Seleccionar página
Hombre rapándose - Injerto capilar sin rapar

¿Existe la posibilidad de un injerto capilar sin rapar el cabello?

Cuando usted acude a la consulta médica para realizarse un implante capilar, es porque precisamente quiere solucionar un problema estético, y no crear uno nuevo. Es por esto, que es muy común temer que su cabeza deba ser rapada en su totalidad para el procedimiento. Pero, la buena noticia es que no tiene que ser así necesariamente, ya que existen algunas alternativas para realizar un injerto capilar sin rapar completamente el cabello.

Entonces, ¿se puede hacer un trasplante capilar sin rapar?

No, en primera instancia no es posible para los médicos realizar un trasplante capilar sin rasurar nada de la cabellera. Sin embargo, los nuevos y modernos métodos sí permiten que solo haya que afeitar una pequeña parte de la cabeza, el área donante.

Los pacientes que acuden a estos tratamientos desean una solución efectiva para el problema de la caída de cabello, pero sin tener que pasar por una etapa de “calvicie total” debido a este procedimiento. Una trasplante capilar, es sin duda, esa solución.

A pesar de que, tal como ya se adelantó anteriormente, no existe todavía ninguna técnica sin rapado total, sí existen algunas que permiten realizar el injerto capilar rasurando solo una mínima parte de la zona donante. Estas técnicas son las DHI y la FUE, y le contaremos un poco más sobre ellas más adelante en este artículo.

En el caso que usted decida someterse a un injerto capilar sin rapar, el profesional a cargo de la misma deberá tomar en cuenta los siguientes aspectos: qué técnica de trasplante de folículos se usará en su caso y la cantidad de injertos que serán necesarios, como así también a las circunstancias personales y el largo del cabello, que puedan dar mayor peso a la decisión de tener que raparlo o no.

En función a estos aspectos, el especialista se encargará de sugerir cuánto es necesario cortar el cabello antes de la operación. Finalmente, será el paciente quien tome la decisión final antes de la intervención considerando todas estas cuestiones.

¿Qué es la zona donante?

Por definición, el trasplante de cabello es una técnica que utiliza la unidad folicular como el elemento básico que se trasplanta de una zona a la otra. El área de dónde se extraerán los injertos, es considerada el área donante, y suele ser por lo general la zona de atrás de la cabeza.

Esto es así ya que la mayoría de las veces la nuca es el área más poblada, además de que los folículos en esta zona tienen una predisposición genética a no caerse. Este factor es muy importante, ya que es necesaria una cierta densidad mínima para poder asegurar que habrá injertos suficientes para extraer. El área receptora, por el contrario, es el espacio calvo que se busca rellenar con el procedimiento.

Estas técnicas no solo se pueden utilizar para tratar la caída del cabello, sino que además sirven para tratar alopecia en otras zonas, a través de un implante de cejas o trasplante de barba, o para cubrir cicatrices.

¿Qué técnicas utilizan el injerto capilar sin rapar la cabeza?

Zonas donantes y receptoras para el injerto sin rasurar

Actualmente las técnicas DHI y FUE son las más utilizadas para la realización de implantes capilares, además, gozan de la virtud de no necesitar un rapado total de la zona donante para el procedimiento. A continuación le explicamos un poco más sobre estos métodos:

FUE

El método de trasplante capilar FUE, es una técnica innovadora que permite que la cirugía del trasplante sea menos invasiva. Esto se debe a que evita la necesidad de una incisión o corte lineal en el área donante.
A pesar de que se trata de una técnica más lenta, puesto que las extracciones de folículos se hacen una por una, es una de las más eficaces y utilizadas actualmente. Con el método FUE, las incisiones son de tan solo 1mm, por lo cual un tratamiento de este tipo le proveerá una rápida sanación y cicatrices imperceptibles.

Por lo general con esta técnica, el médico especialista deberá analizar si es necesario o no rapar. Aunque muchas veces solo se requiere de una pequeña rasuración en el área donante para realizar la extracción, puede haber alguna situación en que se recomiende realizar el rapado completo.

Esto se debe, a que sin rasurar, no es posible lograr la misma densidad de injertos que en los casos en los que se hace el rasurado. Junto con el profesional se intentará llegar a la mejor solución. En caso que se deba realizarse, se intentará utilizar como zona donante aquellos sitios donde el cabello sea más largo, para poder crear una cortinilla de cabello para disimular el afeitado.

Resumen de las ventajas de este método:

  • No deja cicatrices antiestéticas.
  • Dado que no se retira ninguna tira de piel, la fase de cicatrización es más corta.
  • Solo se rasura un área muy pequeña por lo que se puede disimular con el resto del cabello fácilmente.
  • Es una técnica especializada con efectos finales muy naturales.
Dr. Ibrahim con paciente tras trasplante

El DHI

El método de trasplante capilar DHI o método Choi, es uno de los más modernos, y permite ver resultados en muy poco tiempo. La abreviación DHI significa Direct Hair Implantation, es decir, Implantación Directa de Cabello.

Esta técnica se realiza extrayendo los vellos de la zona donante utilizando un microperforador especial llamado “Choi pen”, para luego ser implantados en el área receptora.

El método DHI tiene no requiere una cirugía mayor, ya que prescinde de los cortes necesarios para abrir canales. Además, en este tratamiento no es necesario rapar la zona receptora.

Por otro lado, el riesgo de infección disminuye significativamente con esta técnica, como así también la posibilidad de que se generen cicatrices poco atractivas luego del procedimiento.

Resumen de las ventajas de este procedimiento:

  • No requiere rapado.
  • El tratamiento es rápido y mínimamente invasivo.
  • No se generan cicatrices, debido a que no es necesario abrir canales.
  • Casi la totalidad del vello depilado sobrevive, hasta un 95%.
  • Se pueden ver cabellos creciendo después de dos meses.

La mejor opción para las mujeres

Diversos estudios aseguran que la alopecia femenina parece ir en aumento, un problema que aqueja cada vez a más mujeres en el mundo. El patrón femenino de alopecia es bastante común, comenzando a finales de los años 20 de la mujer y llegando a casi el 30% en mujeres mayores de 30 años. La alopecia androgénica alcanza sus puntos máximos después de los 50 años de edad.

El hecho de quedar calvas puede causar ansiedad social en las mujeres, y es por esta razón buscan alternativas estéticas que las libren de pasar por eso. La buena noticia es que con las técnicas DHI y FUE, pueden tener un injerto capilar con un rapado mínimo de la zona donante.

Como se explicó en ambas técnicas, por lo general solamente se rapará el área de dónde se extraerán los folículos pilosos. Esto significa que nunca se pasará por una etapa de “estar calva” durante el tratamiento, y se podrá disimular muy fácilmente con el resto de la cabellera.

La pérdida de cabello puede provocar un problema en la autopercepción de una persona adulta ya que afecta directamente a su autoestima. En los casos de ser necesario someterse a un injerto capilar para mujeres, se recomiendan los dos métodos descritos anteriormente.

Mujer tras trasplante capilar sin rasurar completamente

¿Cuáles son los precios de estos tratamientos?

Los valores finales de los tratamientos capilares dependerán de diversos factores. En una primera instancia, habrá que analizar: qué método es más apropiado para cada caso en particular, y cuántos injertos serán necesarios trasplantar.

A rasgos generales, es importante destacar, que el método DHI tiene un costo más elevado que el trasplante capilar FUE. Esto se debe básicamente a que los elementos que se utilizan para llevarlo a cabo, son más costosos. Además, es un método que permite una mayor densidad, y que ofrece una mayor precisión.
Es importante tener en cuenta que los precios de los injertos capilares ofrecen por lo general, un paquete completo o “todo incluido”, para que el paciente no tenga que pensar en nada. En Bio Hair Clinic, por ejemplo, nuestros costos incluyen entre otros servicios: traslado en Estambul, hotel de lujo, intérprete y el tratamiento en sí mismo.

Resumiendo…

Las personas que asisten a una consulta para trasplante capilar son personas que toman las riendas de su problema y buscan una solución efectiva. Lo que están intentando encontrar es una alternativa definitiva que les ayude a combatir su problema estético sin causar otro más en el camino. Es por eso, que es muy común que busquen la mejor opción entre los tratamientos de injerto capilar sin rapar, como lo son el método DHI y el FUE.

Sin embargo, no debe dejar de tener en cuenta que un médico especializado siempre le aconsejará de acuerdo a su caso y particularidades cuál será la mejor opción para usted, y si finalmente será posible o no realizar un trasplante capilar sin rasurar. La decisión final de cómo proceder, la tendrá siempre usted, habiendo analizado ya las distintas opciones y sugerencias de los expertos.

Compartir este artículo ahora