Seleccionar página
Oxigenoterapia para el pelo: beneficios del oxígeno para el organismo

Oxigenoterapia para el pelo: ¿tratamiento alternativo contra la alopecia?

Hay que escuchar al cabello. Como cualquier parte del cuerpo, el pelo también puede indicarle cuando algo no va del todo bien: se vuelve débil, quebradizo y, sobre todo, se empieza a caer más. Existen diferentes formas de cuidarlo para que vuelva a estar sano y reducir la caída, y una de las que más fuerza han ganado estos últimos años es la oxigenoterapia capilar.

Es un hecho que el pelo se debilita debido a diferentes estímulos, como los cambios de temperatura. El paso del frío invernal al calor veraniego, o viceversa, puede afectar al cuero cabelludo, debilitando el cabello y haciendo que se caiga con más facilidad. La oxigenoterapia para el pelo es una terapia bastante solicitada actualmente para solucionar este problema, pero, ¿en qué consiste exactamente? Y más importante, ¿en qué casos sirve? Nosotros se lo contamos. 

¿Qué es la oxigenoterapia para el pelo? 

Si el oxígeno nos da la vida, ¿por qué no iba a hacer lo mismo con el cabello? Gracias a su capacidad regenerativa en los tejidos, el oxígeno resulta vital para todas las funciones del cuerpo humano. Y aquí se incluye el cuero cabelludo. Entra en escena la oxigenoterapia capilar, un tratamiento antioxidante que se basa en la aplicación de oxígeno en el cabello.

En un tratamiento de oxigenoterapia capilar se utiliza tecnología para transformar el cabello desde dentro hacia fuera a través del uso de, como su nombre lo indica, oxígeno. Éste hidrata, nutre y recupera la textura del cabello. De este modo, aumenta su fuerza, su elasticidad y su crecimiento, además de recuperar su brillo natural. 

Estos efectos se consiguen gracias a que este elemento, cuando se aplica directamente sobre el cuero cabelludo, actúa junto a los activos de los sérums específicos para este tratamiento. Así, se aporta al pelo un alto contenido en nutrientes, vitaminas, péptidos y un complejo anticaída. El resultado es que se consigue estimular la renovación celular, proteger la decoloración e intensificar el color del cabello. 

¿Cómo funciona la oxigenoterapia capilar?

Paciente en tratamiento de oxigenoterapia para el pelo

¿Cómo consigue este tratamiento aportar brillo y volumen al cabello débil a la vez que ayuda a prevenir su caída y equilibra la secreción sebácea? Aunque suene demasiado bonito para ser cierto, la realidad es que la tecnología detrás de la oxigenoterapia para el cabello es capaz de conseguir todo esto de forma relativamente sencilla.

La máquina utilizada convierte el aire en oxígeno puro, que posteriormente se aplica directamente sobre el cuero cabelludo. Cuando esto ocurre, se abre la cutícula, la nutre, la fortalece y la sella. 

Una vez localizado el problema a tratar se establece un protocolo de actuación, ya que no todos los tratamientos requieren del mismo número de sesiones, amén de complementarlas con un especial cuidado del cabello en casa. 

La aplicación se realiza en una intervención rápida que dura entre 5 y 15 minutos que sigue este protocolo: 

  1. El paciente pasa a la máquina. Ésta cuenta con un cabezal que dispone de una ampolla que será la que aplique el tratamiento indicado. 
  2. Se realiza una primera pasada por el cuero cabelludo en la que solo se aplica este oxígeno para abrir la cutícula.
  3. Se hace una segunda pasada en la que se coloca el tratamiento.
  4. Se realiza una tercera y última pasada de oxígeno para sellar la fibra capilar. 

El efecto se aprecia de forma inmediata, ya que nada más terminar la intervención el cabello se siente más suave y brillante. No son tratamientos excesivamente caros, sobre todo considerando la gran cantidad de beneficios que aporta al cabello, sin embargo hay que tener en cuenta que será necesario más de una sesión. 

Como dato adicional, es importante acudir a cada una con el cabello bien lavado y sin haberle aplicado ningún tipo de spray, crema, cera, laca o cualquier otro producto capilar para que el tratamiento sea efectivo. 

Beneficios: ¿en qué tipo de cabellos hace mejor efecto?

La oxigenoterapia para el pelo aporta una cantidad considerable de beneficios diferentes para el cabello, que ya hemos mencionado a lo largo de este texto. Se pueden resumir en los siguientes:

  • Aporta brillo, movimiento y volumen.
  • Reconstruye y fortalece el cabello debilitado.
  • Evita el encrespamiento, facilitando el peinado.
  • Puede conseguir rizos más definidos.
  • Nutre e hidrata el cuero cabelludo sensible.
  • Equilibra y normaliza la secreción sebácea.
  • Puede retrasar la caída de cabello según su causa y nivel.

Si bien este tratamiento puede realizarlo cualquier persona, se recomienda especialmente para unos tipos de cabello concretos:

  • Cabellos teñidos: teñirse el pelo, sobre todo de forma continuada, puede provocar irritación en el cuero cabelludo. Además, las pigmentaciones pueden tener un efecto agresivo sobre el mismo, más que nada si se alejan mucho del color natural.
  • Cabellos planchados: aplicar calor constante al pelo lo rompe y debilita progresivamente, además de aumentar su sequedad. Las altas temperaturas pueden producir la desestructuración del pelo, favoreciendo su fragmentación y posterior rotura.
  • Cabellos con permanente: la permanente es un tratamiento químico muy agresivo para el pelo.
  • Cabellos débiles en general. 

¿Cuándo no se recomienda este tratamiento?

Es muy importante tener en cuenta que, a pesar de que la oxigenoterapia para el cabello puede traer grandes beneficios, hay muchos casos en la que no está sugerida y será mejor acudir a otro tipo de tratamiento.

La oxigenoterapia no se recomienda a pacientes que padezcan o hayan padecido las siguientes complicaciones: infarto del miocardio agudo o reciente, angina inestable, insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión arterial severa, gangrena, infecciones localizadas, epilepsia, insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal,cáncer activo o si se está pasando por un embarazo.

¿Existen inconvenientes con este tratamiento? 

Sérum para tratamiento de oxigenoterapia capilar

Las principales desventajas de la oxigenoterapia bien podrían ser sus sesiones. Como ya hemos mencionado, no todos los tratamientos precisan del mismo número de sesiones. En algunos casos los resultados se consiguen a lo largo de 4 meses; mientras, en otros se recomienda seguir un tratamiento que dure entre 12 y 18 meses.

Después de esta terapia es necesario complementar los resultados con un especial cuidado del pelo en casa. Además, hay que añadir las sesiones de mantenimiento después del tratamiento. Se sugiere realizar una cada uno o dos meses; si no se realizan, el trabajo anterior no habrá servido de nada. 

Dependiendo del tipo de problema que quiera solucionarse, es posible que la oxigenoterapia para el pelo no sea la mejor opción, ya que puede abarcar mucho tiempo para conseguir un objetivo que podría conseguirse de forma más fácil y rápida.

Por ejemplo, en el caso de la caída del cabello, la oxigenoterapia puede conseguir en un tratamiento que dura de año a año y medio que el cabello se fortalezca y, así, posiblemente retrasar su caída en casos poco avanzados. Sin embargo, esta terapia no es milagrosa y no conseguirá que vuelva a crecer pelo en zonas del cuero cabelludo donde ya no lo hay, sobretodo para personas con una calvicie en estados más elevados.

Otra alternativa: carboxiterapia capilar

Existe un tratamiento similar a la oxigenoterapia pero que utiliza anhídrido carbónico, o CO2. Este tratamiento se denomina carboxiterapia capilar y no debe confundirse con la oxigenoterapia.

La carboxiterapia capilar es un tratamiento mesoterapéutico que aplica dióxido de carbono por vía subcutánea e intradérmica que se utiliza en varios tratamientos, entre ellos la alopecia. Para ello, estimula la circulación del cuero cabelludo para incrementar el crecimiento del cabello. Esto lo consigue mediante infiltraciones intradérmicas subcutáneas de CO2, algo que facilita la regeneración del cabello.

Los efectos se aprecian rápidamente. Al incrementar la microcirculación sanguínea se mejora el aporte de nutrientes y oxígeno al folículo piloso, lo que revitaliza el cabello de forma significativa al detener su caída y ayudarle a recobrar su color natural. 

El tratamiento de carboxiterapia puede efectuarse en cuatro sesiones de 10 a 15 minutos de duración, pudiendo realizarse una por semana o cada dos semanas. Después del tratamiento no existe periodo de recuperación, por lo que el paciente puede retomar su vida normal.

Oxigenoterapia capilar como tratamiento complementario

Si bien la oxigenoterapia puede no ser la solución definitiva para recuperar el cabello caído, sí que puede servir como complemento para fortalecerlo. Para quienes sufren de una caída capilar muy avanzada, el pelo caído puede recuperarse fácilmente gracias a un injerto capilar, una microcirugía sencilla y rápida que devolverá al cuero cabelludo su aspecto natural.

Después de un injerto, bien puede realizarse un tratamiento de oxigenoterapia para fortalecer el cuero cabelludo y aportarle brillo, movimiento y volumen al cabello. De este modo será fácil recuperar el pelo natural de antaño y volver a mostrarlo al mundo con orgullo.

Compartir este artículo ahora